Alphaville y su Forever Young sonando de fondo. Terraceo con amigos hasta las tantas de un lunes cualquiera (hay que aprovechar que los niños están con los abuelos). Y luego madrugón para ir a trabajar al día siguiente -pero no hay dolor, sólo un ligero mareo-. Bailes en la cocina con los pies descalzos. Paseos por el parque con la fresca. Dormir bajo las estrellas y al raso en el jardín…

Verano… Qué bonito eres…

Aunque en secreto os confieso, que lo que más me gusta del verano, es que es el lugar donde se empiezan a materializar los sueños. Áquellos que se van gestando en primavera. Y que en otoño, con el nuevo curso, toca madurar y trabajarlos sin descanso.

Y estar aquí, atreviéndome a poner la primera piedra de este nuevo proyecto, es sin duda, una de las mejores cosas de este verano.

Ayer saqué arrojo y me despedí de un plumazo de mi faceta de bloguera de diy en Makeandtry (la despedida aquí: https://www.makeandtry.com/despedida/)

Y empiezo con toda la ilusión este nuevo proyecto. Mucho más personal. Mucho más yo.

Hoy tenía pensado publicar otro post. Uno en el que hablo de Caperucita Roja y su cestita, ahora convertida en el bolso del verano. Con un tutorial sobre cómo hacerlo, por los viejos tiempos y mi faceta de bloguera diy…

Pero me parecía frío entrar en materia, sin haber dicho un «hola» antes, y sin haber explicado un poquito mis intenciones aquí…

Me apasiona diseñar y crear cosas bonitas. Si miro unas cuantas décadas atrás, me recuerdo fabricando mis propias zapatillas, joyitas… También me pasaba el día dibujando vestidos elegantes, soñando con ser diseñadora; y escribiendo historias.

Y sin saber cómo, vas haciéndote mayor, y olvidando aquello con lo que disfrutabas tanto que las horas volaban. Estudias una carrera seria, de esas con «salidas». Buscas un trabajo serio. De traje chaqueta. Y te gusta. Pero al final, aquello que te apasiona te termina encontrando, por mucho que te escondas.

Y en ésas estoy. Empezando a andar de nuevo. Queda todo por hacer y sólo puedo ir poco a poco… Pero me encantaría que fueras parte de este proceso. Quizás, quién sabe, también te ayude a querer emprender el tuyo…

Bss

8 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *