Dicen que fue Jane Birkin. Pero en realidad yo creo que fue Caperucita Roja unos cuantos años antes… Esta chica era una visionaria, una influencer sin saberlo… Salía de paseo, a ver a su abuelita, marcando ya tendencia, con su preciosa cestita de mimbre. Y… 200 años después, aquí estamos siguiendo su estilo con el bolso capazo y sus mil variantes. Todo vuelve.

Bolso capazo cestita

Desde el verano pasado los capazos, los cestos y los bolsos de mimbre se han colgado de nuestro hombro y no hay quien los suelte. Ni por la mañana ni por la tarde. Hay uno para cada ocasión. Para la playa, para un paseo campero… pero sobre todo para la ciudad. Estamos invadidos.

Y no se puede culpar a nadie. Son taaan cómodos, taaaan bonitos, tan llenos de sus fibras naturales (rafia, yute, mimbre, palma, bambú…), que te transportan a una exhuberante playa Tailandesa llena de troncos y verde por todos lados. A mí al menos es a donde me llevan… Aunque es curioso… Esas fibras son más de la India, África o incluso Cuenca, que de cualquier playa exótica.

El caso es que yo también he sucumbido. Me he dejado seducir… Y me he visto obligada a crear una edición limitada, con muy poquitas unidades, de mi propia versión del bolso cestita.

Bolsos capazo cestita

Le he añadido el toque del macramé, por aquello de darle un puntito boho, que siempre me encanta.

Hay tres versiones distintas y los tenéis en la shop: https://www.etsy.com/es/shop/muyTIERRA

Bolsos capazo cestita

Pero si os encontráis con ganas y queréis usar vuestras manitas, os dejo por aquí el proceso!

Necesitamos hacer una base como cestita o bien comprar un cestito ya hecho (en este tutorial que hice hace tiempo puedes encontrar ideas para hacerlo: https://www.muytierra.com/el-bolso-del-verano-capazo-diy/):

Una vez hecha o comprada la base, vamos con la parte de macramé:

  • Compraremos dos asas (pueden ser unas pulseras de madera, que podemos pintar y encerar para adaptarlas al color que queramos), e hilo de algodón de unos 3 o 4mm.
  • Cortaremos 16 trocitos de cuerda, de aprox. 1,5metros cada uno e hiremos fijando, como veis en la foto, 8 trocitos de cuerda a cada asa.
  • Y luego hacemos nudos. Nudos como os enseño en las fotos. (Ojo! En las dos primeras vueltas, no anudaremos los extremos.)

Después, coseremos la parte de macramé a la base de fibra. Podemos hacer también una bolsita con tela de loneta, o de algodón para proteger mejor las cosas que guardemos en él.

Y lo último, y más importante. Lo sacaremos a pasear. Le gusta sentirse observado y lo mismo disfruta de una tarde por el paseo marítimo que de un picoteo con amigas, en una terracita de la ciudad…

Bolso capazo cestita

Hagas lo que hagas, con bolso cestita o sin él, disfrútalo! Y… cuéntamelo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *